Tratamiento de los Puntos Gatillo

y Punción Seca

Punción Seca

La Punción Seca es una técnica semi-invasiva que utiliza la punción con agujas de acupuntura para el tratamiento de la afección músculo-esquelética conocida como Punto Gatillo, culpables del síndrome de dolor miofascial, este síndrome provoca dolor ya sea directamente en el músculo afectado o en las zonas de dolor referido (a distancia),  y debilidad muscular,  estas zonas fueron recogidas y descritas por los doctores Travell y Simons, que además plantearon diferentes estrategias de tratamiento tanto instrumentales (mediante una aguja) como manuales, mediante técnicas de estiramiento y spray frío o presión, así como recomendaciones para evitar que estos puntos gatillo vuelvan a estar activos.

En esta técnica, la aguja se introduce sobre el punto gatillo buscando su presión y su contracción para que el punto gatillo deje de liberar acetilcolina, y así deje de producir dolor.

Existen tres grandes grupos de Punción Seca. Estas son: Punción Seca Superficial, Punción Seca Profunda.

Punción Superficial: 

La punción seca superficial consiste en la introducción de acupuntura en la piel y en el tejido celular subcutáneo que recubren el punto gatillo a una profundidad máxima de 1 cm, sin llegar a penetrar en el músculo. Después, de la punción superficial realizaremos un tratamiento conservador sobre el punto gatillo, ya que consigue elevar el umbral del dolor, lo que va a permitir trabajar con más facilidad sobre el punto gatillo. En ocasiones, puede ser necesaria la estimulación de la aguja una vez que ha sido introducida en el tejido subcutáneo.

Punción Profunda:

Consiste en la punción de los puntos gatillo situados en los músculos profundos, por ello las agujas deben introducirse hasta llegar al punto gatillo. El tamaño de la aguja que se va a emplear lo determina la profundidad y del músculo en el que se encuentra el punto gatillo.

Dentro de la Punción Profunda podemos encontrarnos con diferentes técnicas que difieren entre sí, sobre todo en el nivel de agresividad. Una vez que la aguja se encuentra dentro del Punto Gatillo va a ser necesaria su estimulación que se puede realizar, entre otras maneras; introduciendo y sacando la aguja del punto gatillo o haciéndola girar. Después, de la técnica de punción hay que realizar un tratamiento manual superficial (spray frío, movilizaciones, masaje, contracciones del músculo.) con el fin de mejorar la efectividad de la técnica.

Acerca de nosotros

IACES México ofrece a los profesionales de la salud, certificaciones de especialidad con el más alto nivel académico requerido internacionalmente y el respaldo de más de 20 años de experiencia docente.

Leer más
whatsapp